¿Cómo escuchar la sabiduría que todos llevamos dentro?

¿Cómo escuchar el canto de las aves en la plaza? 

Cuando escucharemos canto de pájaros 300x245 - ¿Cómo escuchar la sabiduría que todos llevamos dentro?
¿Cómo escuchar el canto de pájaros?

Idea central: ¿Cómo escuchar el canto de las aves en una plaza llena de ruido de autos y de inquietudes que traemos en nuestra mente?

Para escuchar estas melodías a pesar de los ruidos externos y de nuestras inquietudes internas, necesitamos algo más que nuestro oído.

Así también, cuando estamos con una mente inquieta, necesitamos algo más para percibir la hermosa melodía de cualidades que fluyen desde nuestro corazón.

Porque si estamos rodeados por el ruido del tráfico y además absortos en nuestros problemas, ¿bastará nuestro oído para escuchar el canto de los pájaros ? No. En esas condiciones será imposible!

¿Qué es ese «algo más» que necesitamos para escuchar?

Además del oído, necesitamos prestar atención al origen de nuestro enfoque. Debemos escuchar desde el corazón, no desde la mente.  Por esto, si la próxima vez vamos a la plaza con el deseo sincero de escuchar, sabiendo con certeza que están ahí, sin falta disfrutaremos del canto de los pájaros. ¿Por qué razón? Porque la sinceridad de corazón, junto a nuestra certeza, nos ayudarán a dejar de lado, no solo el ruido de los autos, sino el de nuestras inquietudes mentales.

Para oír lo inaudible y ver lo invisible necesitamos la sinceridad del corazón Clic para tuitear   

¿Qué logrará esta disposición y certeza de corazón?

Acallará el ruidoso análisis mental, permitiéndonos prestar verdadera atención con el oído del corazón. Desde esta sinceridad, sin falta escucharemos la hermosa variedad de silbidos y trinos de las aves. 

Así, las melodías, encubiertas por el ruido ambiental y mental, se convrrtirán de pronto en una fuente de motivación y agradecimiento. ¿Por qué? Porque escuchamos con propósito y certeza de corazón, sin la interferencia de nuestro intelecto.  

Pero, ¿qué sabiduría  melodiosa llevamos en el alma que pocas veces escuchamos?

La extraordinaria sabiduría del corazón. Porque tal cómo los pájaros, cantan para nuestro deleite, los humanos estamos dotados en nuestro interior con una sabiduría que es anterior y más poderosa que la de nuestro intelecto.

Es una sabiduría que refleja nuestro origen divino. Una que cuando la escuchamos, alegra nuestro corazón y el de los que nos acompañan. Que está siempre lista para guiarnos y apoyarnos. Dándonos paz y contentamiento. 

¿Cuán valiosa y beneficiosa es esta sabiduría?

Esta sabiduría es más valiosa que metales como la plata y el oro. Produce un estado de bienestar y agradabilidad mental profundo. Dotándonos de la capacidad para adaptarnos a las circunstancias, sin quejarnos de ellas. Si la escuchamos, nos mantendrá animados y llenos de vida. Proverbios 3:13-18 

Si es tan valiosa, ¿por qué no la escuchamos?

Lo que impide escuchar la sabiduría - ¿Cómo escuchar la sabiduría que todos llevamos dentro?

Porque vivimos en un mundo lleno de inquietudes y que sigue afanosamente tras proyectos o metas futuras. Pero principalmente porque sin entenderlo, decidimos dar atención desmedida a los ruidos y creencias mentales que creamos en nuestra mente. En estas condiciones, ahogamos la amable sencillez de las cualidades del alma que siempre están con nosotros.

¿Cómo y cuando dejamos de escucharla?

Las dejamos de escuchar desde la adolescencia. De ahí en adelante, nos acostumbramos gradualmente a vivir con el ruido aumentante de nuestro análisis mental. Además, nos dejamos llevar inocentemente por el ajetreo del mundo que nos rodea. Estas acciones inconscientes ahogaron la sabiduría del corazón, tal como los autos ahogan el canto de las aves.  Sin embargo el canto de las aves y la sabiduría siguen presentes  para deleitarnos y guiarnos si solo prestamos verdadera atención.

Lo único que nos impide escuchar es el hábito de prestar atención al ruido mental nuestro y de los demás Clic para tuitear

Entonces, ¿cuándo escucharemos esta sabiduría innata?

Cuando despertemos a nuestra condición de sordera y dejemos de lado nuestro pensar analítico. Cuando decidamos volver a nuestra «plaza humana», el corazón. Con el deseo genuino de escuchar desde una mente  conectada al oído del corazón figurado. Porque aunque estemos muy ahogados en nuestros ruidos mentales, intuitivamente sabemos que la sabiduría del alma está siempre con nosotros.

Por esto, si desde nuestra humanidad, con sinceridad y certeza de corazón, escuchamos atentamente, silenciaremos el ruido del mundo y el de nuestras inquietudes. Así oiremos con claridad las hermosas notas de sabiduría, que nosotros mismos escondimos involuntariamente. 

¿Qué hará toda la diferencia?

La actitud, que nace de nuestro centro humano, la de escuchar desde el corazón, hará toda la diferencia. Sin falta percibiremos con claridad la amable pero poderosa guía y simplicidad del alma. 

Por esto reflexionemos y escuchemos desde el corazón hasta lograr percibirla. Porque siempre ha estado con nosotros, lista para ayudarnos

 

Otros temas acerca de como escuchar la sabiduría

 

De   > Escuchando la sabiduría  a   > Inicio