Reflexiones de motivación cortas sobre el pensar

El pensar: ¿por qué es necesario saber lo que es y cómo usarlo de manera beneficiosa?

Reflexiones cortas sobre el pensar - Reflexiones de motivación cortas sobre el pensar
Reflexiones cortas sobre el pensar

¿Por qué es necesario saber lo que es el pensar?

Porque siempre estamos pensando. Pero no siempre, si es que alguna vez, nos hemos detenido a entender lo que es el pensar y cómo usarlo para nuestro provecho.

Así hemos dado por sentada la forma como pensamos. Pero la conducta humana actual prueba que estamos pensando de una forma disfuncional. Por esto, no estará demás, comprobar si estamos pensando como corresponde. 

Porque cuando comprendamos lo que es el pensar y cómo emplearlo productivamente, tendremos una herramienta que nos ahorrará muchos dolores y sinsabores. Una que dará tranquilidad y paz mental a nuestras vidas.

 

¿A qué es comparable el pensar?

El pensar es como usar un insntrumento musical 150x142 - Reflexiones de motivación cortas sobre el pensar
El pensar es como usar un insntrumento musical

El pensar es comparable a usar un instrumento musical. Porque tal como un piano convierte las notas en sonidos, el pensar convierte los pensamientos en sentimientos y emociones.

Además, así como el piano requiere de un pianista para convertir las notas en sonidos, así el pensar necesita de un humano para convertir los pensamientos en emociones y sentimientos.

 

¿Cómo usar el pensar de manera provechosa?

Si queremos usar el pensar para nuestro beneficio, será necesario entender el funcionamiento de sus principales características. Esto lo lograremos observando con cuidado la forma cómo un músico usa los instrumentos musicales. Por esto, al hacer un repaso de cómo este logra emitir sonidos y melodías gratas y armoniosas, podremos discernir cómo usar el pensar para vivir desde emociones amables y positivas.

Los pensamientos solo manifiestan emociones cuando los retenemos

Las emociones como nacen 150x127 - Reflexiones de motivación cortas sobre el pensar
¿Cómo nacen las emociones?

Así es. Porque para que una nota se transforme en sonido, el músico debe ejecutarla con el instrumento de su elección por un período de tiempo. También nosotros, para experimentar un sentimiento, debemos retener con la mente un pensamiento por un espacio de tiempo.

De hecho, mientras más tiempo sostenga el músico la nota, más durará el sonido. De la misma manera, mientras más retengamos un pensamiento, más durará la emoción.

Lo contrario también es cierto. Una nota que no se ejecuta, nunca sonará. Y un pensamiento que no se retiene, tampoco producirá la respectiva emoción.

 

¿Qué actitudes del músico nos ayudarán a usar con provecho el pensar?

El siempre está consciente del origen de la música

Así es. El músico está muy consciente que las melodías son el resultado de la ejecución de su instrumento y no del público que lo rodea.

En contraste, nosotros, no siempre estamos conscientes que nuestras emociones son el resultado directo de nuestro «pensar». De retener los pensamientos acerca de las situaciones. Y no de las circunstancias externas en que vivimos.

Lamentablemente, con frecuencia creemos que las emociones negativas son el resultado de las circunstancias exteriores y de las acciones de los demás. Este es uno de los errores más extendido y poco reconocido del cual hay registro. Uno que es raíz de la gran mayoría de los sufrimientos humanos.

El músico tiene plena certeza del origen de su música

Sin embargo, el músico tiene la certeza de que al apretar una tecla, sin falta obtendrá el sonido correspondiente. Además sabe que si suelta la tecla, este dejará de sonar. Nosotros, en cambio, no siempre tenemos esa certeza. No percibimos que si retenemos un pensamiento, sin falta obtendremos la emoción equivalente. Tampoco reconocemos que si soltamos ese pensamiento, la emoción sin falta se extinguirá.

En otras palabras, tenemos la misma capacidad y poder de un músico, pero no estamos conscientes de ello. No nos damos cuenta de que, por medio del pensar, somos los creadores de nuestra propia música o emociones.

El músico sabe que las notas son simbólicas

Además, el músico sabe que las notas son solo una notación simbólica de la melodía que él inventó. La tonada resultante es solo una confirmación que su creación mental fue ejecutada siguiendo las notas y los espacios de tiempo indicados en el pentagrama.

En el caso nuestro, no siempre es así. No entendemos que con el pensar podemos crear infinitas representaciones mentales de la vida. Y que las emociones resultantes son solo la confirmación o el resultado de retener aquellas creaciones mentales más de la cuenta.

Sin embargo. el músico sabe que la melodía y los sonidos resultantes son una experiencia auditiva que él creó e interpretó con el instrumento elegido. También tiene certeza que al cambiar el instrumento o las notas, los sonidos y la melodía serán diferentes.

El músico reconoce las notas discordantes como discordantes

Aún más, si este escucha una nota discordante, estridente o fuera de lugar, no se asustará. En seguida sabrá que se equivocó. Entenderá que el sonido es el resultado de un error de interpretación o de una sección de la partitura mal escrita. Además, sabe que puede dejar de tocar la nota o corregir la partitura. Opciones que siempre están a su alcance.

A nosotros nos cuesta reconocer que nos equivocamos en nuestra forma de pensar

Tristemente, no siempre es así en el caso nuestro. Porque con frecuencia no reconocemos que nuestro pensar puede estar equivocado. No vemos que los sentimientos discordantes, fuera de lugar pueden ser equivocaciones de nuestra propia mala interpretación. Y que sin darnos cuenta, retuvimos por más tiempo del necesario una proyección o conclusión mental.

Pero, si al igual que el músico, reconocemos rápidamente nuestro error, no seremos esclavizados por las emociones negativas. No creeremos que son ciertas. Esto reducirá el impacto que tendrán sobre nuestro ánimo.

Entonces, al igual que el músico, apenas experimentemos emociones negativas, las reconoceremos como interpretaciones erróneas y no perderemos tiempo repitiéndolas. Sabremos que sin darnos cuenta, retuvimos pensamientos o notas mentales equivocadas. Tendremos la certeza de que el origen de esas emociones, es el uso inapropiado de nuestro pensar. Por esto, en imitación del músico, las dejaremos de lado.

 

¿Qué nos dará este entendimiento acerca de cómo usar el pensar?

Este entendimiento sobre el pensar nos dará la comprensión necesaria para usar esta capacidad a favor nuestro. Disfrutaremos con mayor frecuencia de un estado de paz y tranquilidad.

 

Otros temas acerca del pensar

 

De   > Reflexiones cortas del pensar a > Reflexiones cortas