Superación personal . . . ¿Cuál es la mejor alternativa?

La mejor alternativa para la superación personal . . . ¿cómo personas o seres humanos?

Alternativa para la superación personal
¿Cual es la mejor alternativa para la superación personal?

Idea central: Existen muchas fórmulas para la superación personal. Sin embargo, todas pueden resumirse en dos estrategias principales. Las que se centran en cambiar nuestra identidad como «personas» y las que apelan a nuestra esencia como «seres humanos«.

¿Cuáles son los resultados de estas estrategias?

La primera nos ayudará a superarnos, pero solo desde la superficie. La segunda, nos transformará desde dentro, porque apelará a las cualidades innatas que todos llevamos en nuestra esencia. 

¿Por qué difieren los resultados de estas alternativas?

Porque la primera se dedica a podar las ramas y la segunda a sacar las raíces. La primera se dirige a una «persona». La segunda a un «ser humano». 

Pero, ¿no es lo mismo ser una “persona” o un “ser humano”?

Nono es lo mismo. Como veremos, hay diferencias fundamentales entre una «persona» y un «ser humano». Entender las diferencias, es el primer paso para lograr una superación que tenga resultados tangibles. ¿Cuáles son estas diferencias? Veamos algunas de ellas.

 

Las diferencias entre una «persona« y un «ser humano«

¿Qué es y cómo opera una «persona»?

  • Una «persona» opera desde una identidad adquirida y moldeada a partir de su adolescencia temprana.
  • Es lo que llegamos a creer que somos.
  • Una personalidad que armamos paso a paso. Así adoptamos el nombre que nos dieron e hicimos nuestro el número de identidad que nos asignaron.
  • También la posición social de nuestra familia junto a las costumbres y actitudes de nuestros familiares y amigos. Incluyendo las creencias políticas y religiosas del entorno. 
  • Ya como «persona» comenzamos a depender gradualmente de esta armazón externa para nuestra identidad y bienestar.
  • Una que antepusimos inconscientemente a nuestra esencia. Así, cualquier cambio o ataque a esta, nos trajo sufrimientos e inquietudes.   
  • Nos convertimos en una «persona» incompleta e insegura. Que llegó a estar con falencias estructurales y fragilidades emocionales importantes. Las que después de un tiempo empezamos a reconocer como imperfecciones.
  • Y de ahí, muchos empezamos a buscar una manera como «superarlas». 

¿Qué es y cómo opera un «ser humano»?

  • Un «ser humano» funciona desde su verdadera esencia e identidad humana. 
  • Llega a entender que su nombre, su número de identidad, costumbres y creencias con las que creció, son solo eso. Percibe que es mucho más que lo que adoptó inocentemente desde su entorno. 
  • Comprende que cuenta con cualidades poderosas en su interior. Unas que recibió como don al momento de nacer.
  • Al despertar a su verdadero origen le es mucho más fácil depender de estas cualidades innatas, más que de su propio entendimiento. 

 

 El origen de la palabra «persona» nos dará más luz de estas diferencias

Persona significa máscara
La palabra persona viene del latín y significa máscara

El vocablo «persona» viene del latín y significa «máscara». En otras palabras, implica un antifaz [literalmente un «antes de la cara»], que al ocultar la verdadera identidad del que la usa, refleja una personalidad sobrepuesta, superficial y ficticia. Una que no tiene el poder ni las cualidades de la humanidad que recubre.

¿Qué efecto tiene anteponer una máscara?

Al anteponer una máscara, el actor representa una ficción. Una que deja de lado su verdadera identidad, para proyectar una ilusión rígida y limitada, que esté de acuerdo a la máscara «acartonada» que antepone.

 

¿Qué pasaría si llegara a creer que la máscara es su verdadera identidad? 

Perderá la conexión con su identidad genuina y con las cualidades resilientes y humanas que posee. Quedará atrapado en la rigidez y limitaciones mentales que ha llegado a aceptar como ciertas. 

¿Cómo será su superación personal si lo intenta desde esa identidad falsa?

Será de corto alcance. Porque al haberse olvidado de sus cualidades originales, lo hará desde lo único que cree que es real. La representación mental ficticia que antepone a su verdadera esencia. Una que no tiene conexión con la potencia de las cualidades de su verdadera esencia humana. En estas condiciones, sus cambios serán solo superficiales y de poca duración.

 

¿Cuándo empezamos a anteponer una máscara a nuestra humanidad?

Cuando, desde pequeños, empezamos a aceptar como ciertas las creencias, costumbres y temores del mundo que nos rodeó.

Así comenzamos gradualmente a modelar y  anteponer una máscara mental. Una desde la cual, sin saberlo, miramos la vida con las creencias y temores limitantes que almacenamos en nuestra memoria.

¿Cómo se produjo este modelar?

Se produjo porque inocentemente adoptamos las creencias de nuestros padres y amistades. También al aceptar las del entorno político o religioso que nos rodeó. Gradualmente olvidamos la genuinidad de nuestra niñez y admitimos, sin percibirlo, una máscara mental que llegamos a ver como nuestra verdadera identidad.

¿En que nos convertimos entonces?

Nos convertimos en una «persona«. Viviendo desde una forma mental acartonada. Una personalidad que sobrepusimos inadvertidamente a nuestra verdadera naturaleza humana. Que está desconectada de su esencia y del poder de las cualidades innatas. 

En ese estado empezamos a apoyarnos en lo único que parecemos tener para solucionar las limitaciones. Nuestro propio entendimiento y razonamiento mental.

¿Podremos superar nuestras limitaciones desde esta máscara?

No. Porque cualquier superación que emprendamos desde este antifaz inflexible y sin vida, será de corto alcance. No resolverá la limitación humana de fondo. 

¿Cuál es esta limitación humana de fondo?

El haber antepuesto inocentemente esta máscara de creencias que nos desconectó de las cualidades necesarias para vivir como verdaderos «seres humanos».  

 

¿Cuándo superaremos esta limitación que está en la raíz de nuestras limitaciones?

Solo cuando lleguemos a entender, con genuina profundidad, la naturaleza superficial de esta máscara mental. En ese momento habremos dado el primer paso para nuestra superación personal. Entonces comprenderemos que la mayor parte de nuestra vida la vivimos desde una máscara auto-impuesta, que ocultó nuestro verdadero potencial.

¿Qué podremos hacer entonces?

Podremos dejarla gradualmente de lado. Poco a poco. Porque cada vez que soltemos el agarre a esta máscara de creencias inseguras, aunque sea con brevedad, volveremos a experimentar las poderosas cualidades de nuestra esencia humana. Desde la cual tenemos todo lo necesario para vivir una vida plena. 

 

De   > Alternativas para la superación  a > Reflexiones de superación